El cambio climático, producido por la emisión de gases con efecto invernadero, constituye el principal problema ambiental al que se enfrenta la humanidad en este momento. Las transformaciones que genera sobre el medio ambiente afectarán a todos los aspectos de la vida: el suministro de agua y alimentos, las zonas de influencia y los patrones de las enfermedades, las formas de producción y consumo, el empleo… En consecuencia, el cambio climático se presenta como una de las mayores amenazas sociales y económicas para el planeta y el bienestar del ser humano.

Diversos estudios cifran en un 40% del total la energía consumida en la edificación y uso de edificios del sector terciario y viviendas, causando a su vez el 30% de las emisiones de CO2 del planeta. Aplicar criterios de sostenibilidad en la edificación y aumentar la eficiencia energética de los edificios resulta ser una de las acciones más eficaces y económicas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, es determinante que las organizaciones sean conscientes de las emisiones asociadas al desarrollo de sus actividades o al ciclo de vida de sus productos, las controlen e identifiquen acciones para reducirlas. La huella de carbono se puede definir como el cálculo de las emisiones de todos los GEI asociados a las actividades de una organización, un evento o al ciclo de vida de un producto, con el fin de determinar su contribución al cambio climático. Incluye todas las etapas del desarrollo de la actividad, pudiendo emplearse su resultado como un indicador ambiental global de la actividad y como referencia para el seguimiento de actuaciones de reducción de emisiones.

SERVICIOS OFRECIDOS

  • Asesoramiento en la incorporación de criterios de sostenibilidad en la edificación
  • Simulación del comportamiento bioclimático, aerodinámico y energético de edificios
  • Soluciones para la reducción del consumo de agua y el tratamiento de residuos
  • Cálculo de la huella de carbono de organizaciones, eventos y productos